Compartir

El estadounidense Bob Burdett sufrió un accidente cuando el pasado domingo montaba en bicicleta por el parque estatal Riverside, en el estado de Washington, y perdió la conciencia tras golpearse la cabeza. Afortunadamente, en ese momento llevaba puesto su Apple Watch con la función activada de detección de caídas fuertes.

El dispositivo inmediatamente envió mensajes a su hijo Gabe —contacto de emergencia que había indicado— notificándole sobre el accidente y adjuntando la ubicación donde había ocurrido. Aquel día, los dos habían quedado para montar en bici por el parque y el lugar de la caída no estaba lejos de donde iban a encontrarse.

Cuando Gabe llegó hasta allí, no vio a su padre, pero recibió otra notificación del aparato que le indicó que su progenitor ya se encontraba en un hospital de la ciudad de Spokane.

“El reloj había llamado al 911 dando su ubicación y los paramédicos lo recogieron y llevaron al hospital en menos de media hora”, escribió el hijo en su cuenta de Facebook. Asimismo, contó que su padre se encuentra bien y aconsejó a todos los que tengan dispositivos inteligentes de este tipo activar la función de detección de caídas fuertes.

Esta opción está presente en Apple Watch Series 4 y versiones más nuevas. Funciona de manera automática: si el propietario del reloj inteligente no descarta la notificación durante un minuto después de la caída, el dispositivo llama a los servicios de emergencia. En la aplicación para iPhone están los contactos que el usuario elige para que reciban notificaciones en caso de emergencia.

Fuente

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here