Compartir

EE.UU. intenta usar a China para desviar la responsabilidad por su manejo de la pandemia de coronavirus, declaró este martes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, tras una carta del presidente de EE.UU., Donald Trump, en la que plantea un ultimátum a la Organización Mundial de la Salud.

Este lunes, el inquilino de la Casa Blanca amenazó con suspender permanentemente la financiación de la OMS y reconsiderar la membresía de su país en el organismo. “Si la OMS no se compromete a realizar importantes mejoras sustanciales dentro de los próximos 30 días, haré que mi congelación temporal de la financiación de EE.UU. a la OMS sea permanente y reconsideraré nuestra membresía en la organización”, declaró Trump en una carta al jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que fue publicada en su cuenta de Twitter.

El inquilino de la Casa Blanca suspendió las contribuciones de EE.UU. a la OMS el mes pasado, acusándola de promover la “desinformación” de China sobre el brote de coronavirus. La OMS, por su parte, negó la acusación, mientras que Pekín aseguró que su gestión fue transparente y abierta.

“El único camino a seguir para la Organización Mundial de la Salud es si realmente puede demostrar independencia de China […] No puedo permitir que los dólares de los contribuyentes estadounidenses continúen financiando una organización que, en su estado actual, claramente no sirve a los intereses de EE.UU.”, señala la carta.

Previamente, el mandatario estadounidense afirmó que la OMS “hizo un trabajo muy triste” respecto al coronavirus y que es “una marioneta de China”. “Estados Unidos le paga a la OMS 450 millones de dólares al año. China le paga 38 millones de dólares al año. La OMS es una marioneta de China”, aseveró el presidente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here