Compartir

Superar cierto peso recomendado no es necesariamente poco sano. Pero es que, además, resulta más insano tener una vida sedentaria siendo delgado que hacer ejercicio regularmente teniendo sobrepeso.

La obsesión por la cantidad de grasa de nuestro cuerpo, pues, debería reconducirse hacia movernos más.

En aras de predecir la salud y la longevidad, no es tan importante la grasa que acumulamos como dónde la acumulamos, qué comemos y la actividad física que realizamos.

Un estudio con casi 22,000 hombres de todos los pesos, estaturas y edades durante ocho años descubrió que los hombres delgados que no hacían ejercicio tenían un riesgo de morir dos veces mayor que los obesos que realizaban actividad física regular (tras corregir otros factores, como el tabaco, el alcohol y la edad).

Fuente

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here